Salir de una penalización de Google

En el artículo “Qué es una penalización de Google” se explicaba qué es, como reconocerla y las consecuencias de una penalización de Google. Si has llegado hasta este punto, parece claro que algo pasa, y muy probablemente se trate de una penalización de Google.

El problema ahora es averiguar qué tipo de penalización se nos ha aplicado, y para conocer este dato vamos a utilizar la clásica estrategia del descarte. Ahora toca aprender a salir de una penalización de Google.

Identificar el momento exacto de la penalización

Lo primero que haremos será, mediante nuestras herramientas de analítica web, conocer el momento exacto en el que las cosas se empezaron a torcer. Lo más probable es que veas que a partir de un día en concreto las visitas orgánicas caen en picado, y dicha caída se mantiene durante un tiempo, hasta que se estabiliza o hasta que se convierte en cero. Apunta ese día.

Ahora llega el momento de empezar la investigación. Debes hacer memoria y apuntar en una línea cronológica los últimos cambios que hayas hecho en tu sitio web, tanto a nivel de diseño y estructura, como de contenido. Pregunta a tus diseñadores o programadores, o a quien te lleve la página. Cualquier actualización, cambio de plugin o mínimo cambio cuenta.

Descartar la penalización manual.

Como ya hemos señalado anteriormente, identificar una penalización manual es sencillo, puesto que solo tienes que ir a tu cuenta de webmaster tools, seleccionar la propiedad que queremos revisar y en el menú “Acciones manuales”, comprobar si existe alguna sanción.Penalización manual de GoogleEn el caso de que aparezca algo en esta consola, Google te estará informando de qué problema o problemas presenta tu sitio web, por lo que para solucionarlo solo tendrás que seguir sus directrices, y una vez solucionado, mandar una solicitud de reconsideración al propio Google. En caso de que no sea una penalización manual, pasaremos al siguiente punto.

Identificar el algoritmo que nos ha penalizado

¿Habrá sido Panda? ¿Habrá sido Penguin? Para saberlo, tendrás que recurrir a diversas herramientas que registran los días exactos en los que se producen actualizaciones de dichos algoritmos. Con estas gráficas, tendrás que cruzar los datos con tu investigación previa sobre la bajada de visitas en tu web.Si coincide por ejemplo, que un par de días antes de producirse la bajada de tráfico orgánico a tu web se actualizó Penguin, ya sabes quién te ha sacado la tarjeta roja.

Esta información la puedes extraer de la página moz.com o de herramientas que se integran con Google Analytics, como las que listo a continuación:

Y una vez que conozcas al amiguete que te ha mirado mal, ¿Qué?

Descartar posibilidades: SEO negativo, compra de enlaces, etc.

Hay que seguir descartando cosas. Sabemos quién nos ha penalizado, por lo que sabremos qué directrices han cambiado con la última actualización. Con esto ya podremos descartar el 50% de los problemas, y mirando las prioridades del algoritmo que nos ha penalizado sabremos por dónde irán los tiros. También sabemos qué cambios se han producido en nuestra web en las fechas de la actualización del algoritmo en cuestión. Seguro que ya sabemos dónde hemos metido la pata.

Si todavía no has descubierto el fallo, no te preocupes, a continuación te dejo un listado de las 8 cosas que más enfadan a Google.

  1. No satures de anuncios tu sitio web, especialmente en la parte superior. La experiencia de usuario no puede verse dañada por la publicidad.
  2.  No muestres contenido distinto al buscador y a los usuarios.
  3.  No crees webs de SPAM, sin contenido relevante o granjas de enlaces.
  4.  No ocultes texto, mediante ninguna técnica.
  5.  No compres enlaces, ni los intercambies a lo loco. El anchor text tiene que cambiar y el número de enlaces entrantes crecer de manera natural.
  6.  Redireccionamientos extraños, sitios con la seguridad comprometida, enlaces entrantes de dudosa reputación… todo esto puede hundirte.
  7.  La densidad de palabras clave no existe. Escribe para humanos, no para robots.
  8.  Google inventó el juego, y juegas en su campo. No intentes ganarle al maestro porque te van a pillar seguro.

Con esto ya deberías saber salir de una penalización de Google, pero si aún tienes problemas, en el siguiente blog, te ayudamos con un caso práctico.

Posted in SEO

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude